8 tips para administrar el tiempo eficazmente
5 (100%) 10 votes

Sobrevivir en un época donde el “tiempo es oro”, prosperar en un trabajo o ser eficiente en tu propia empresa es una de las preocupaciones actuales de muchos de nosotros porque el tiempo cada vez parece acortarse más y las exigencias parecen aumentar.

 

Atender tu trabajo, reunirte con los clientes, pagar las facturas, ir al banco, hacer compras, en fin, todo esto de solo pensarlo nos identifica y si tú haces esto cotidianamente, discúlpanos por recordarte algunas de las cosas que mañana tienes que hacer pero sabemos lo extenuante y agotador que es y aunque en este artículo no te vamos a quitar todas esas responsabilidades sí te podemos compartir los mejores consejos para que tengas una correcta administración del tiempo y la productividad y eficiencia te permitan alcanzar los resultados que esperas.

Por lo cual, hemos reunido unos 7 pasos requeridos para hacer que tu tiempo sea más productivo ordenados de la siguiente manera:

  1. Crea un horario
  2. Establece prioridades
  3. Incluye todas tus actividades
  4. Enfócate en tus actividades:
  5. Establece objetivos:
  6. Conoce tus límites:
  7. Aprende a delegar
  8. Evalúa tus alcances por objetivos

 

Crea un horario

 

Ten en cuenta tus tareas diarias o semanales, crea una tabla de actividades y anótalas, asígnales una hora determinada para llevarlas a cabo y trata de cumplir todo con responsabilidad, esto te permitirá saber cuánto tiempo empleas en ellas y cuánto tardas en producir resultados. 

 

Establece prioridades

No es suficiente con que organices tus tareas en una lista de pendientes si antes no las has clasificado y jerarquizado. Es necesario que, para alcanzar tus objetivos, le brindes prioridad a las tareas que requieren de mayor esfuerzo, que son más importantes, necesarias o cuya entrega esté próxima. 

 

Incluye todas tus actividades

 

Es claro que quieres terminar todas tus actividades pero no puedes tratar de someterte a horarios extensos sin pausa alguna pues esto afectará no sólo tu concentración, eficiencia y productividad sino también, tu salud. Por esta razón, es fundamental que dentro de tu planeación se incluyan los tiempos que puedes llegar a ser interrumpido y los espacios que vas a utilizar para descansar, comer, compartir o por qué no, ir a apreciar un atardecer. 

 

Las pausas activas por ejemplo, son una de las formas más comunes para descansar, se trata de sesiones de actividad física que se deben realizar cada dos horas con una duración de diez minutos cada una, esto con el fin de disminuir el estrés, favorecer la capacidad de concentración, mejorar el desempeño laboral, entre otras. 

No importa cuál actividad elijas para relajar tu cuerpo y tu mente, lo importante es que tomes un tiempo para ti y sepas identificar cuando lo necesites. 

 

 

Enfócate en tus actividades

 

La vida tiene muchas distracciones y las redes sociales son una de ellas. Si bien es cierto que son un medio de comunicación eficiente y ágil, si no las utilizas para tu negocio, evita usarlas. Silencia tu celular, apaga el televisor, cierra las pestañas de Internet que no necesites, enfócate en tus responsabilidades y evita pensar en otras tareas pendientes, en problemas del pasado o preocuparte por el futuro.

 

Cada persona y cada trabajo son diferentes, de allí que algunos puedan trabajar con música, en un café o en un parque en medio de la naturaleza mientras que otros prefieren hacerlo en un lugar tranquilo, sin ruido, preferiblemente en una oficina, una biblioteca o en un salón de reuniones. Entonces, lo importante no es donde trabajes sino que detectes qué cosas o lugares afectan de buena o mala manera tu ritmo, rendimiento, tiempo y planificación.   

Establece objetivos

Teniendo en cuenta aumentar tu productividad, es aconsejable que tu planificación esté pensada bajo dos aspectos: objetivos y línea de tiempo. Los objetivos son la finalidad a la que quieres llegar y la razón del por qué estás realizando esa o esas acciones, por lo tanto, establecer objetivos va a definir tu planificación y mantenerte enfocado en lo que quieres lograr mientras que la línea de tiempo te indica cuánto tardas en alcanzar esos objetivos y posteriormente en lograr tus metas.

 

Conoce tus límites

 

A lo largo de tu vida laboral tendrás muchas ofertas, proyectos y propuestas irresistibles pero si ya tienes una meta clara, lo mejor que puedes hacer es enfocarte en ella y dejar las demás atrás. Recuerda que “el que mucho abarca poco aprieta” y tu productividad y eficiencia serán mayores si toda tu energía y concentración están puestas en una sola. No te sientas culpable o poco competente por rechazarlas, aprende a decir que no, en el camino habrá muchos sacrificios que deberás hacer para alcanzar lo que deseas y entre ellos está dejar de lado algunas opciones. 

 

Aprende a delegar

 

Un problema recurrente a la hora de realizar las actividades es querer tener el control de cada una de ellas y precisar todos los detalles pues esto resulta agotador y desgastante, eso sin mencionar que se invierte más tiempo y esfuerzo en una tarea que perfectamente se puede delegar. 

¡No tengas miedo! aunque siempre existe un riesgo, puede que delegar te permita identificar las habilidades, formas de trabajo y responsabilidad de tus compañeros además de que te vas a quitar un peso de encima y el tiempo que antes pasabas realizando o supervisando ahora lo podrás emplear en otra actividad.

 

Evalúa tus alcances por objetivos

 

Es importante que antes y después de emprender un objetivo, evalúes: ¿qué quieres lograr con él?, ¿a dónde te llevará si lo alcanzas?, ¿cuáles van a ser las tareas que se deben realizar para lograrlo? y sobretodo, en un futuro, ¿qué otras puertas abrirá?  

En resumen, identificar tus objetivos, organizar y jerarquizar tus actividades, fijar horarios y  enfocar tus habilidades y concentración te permitirán alcanzar tus metas. Por eso, queremos que conserves tres palabras y las apropies en tu vida: orden, tiempo y dedicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *